¿Te muerdes las uñas? ¡Cuidado! | YoSíSideral 90.1
strict warning: Declaration of semanticviews_plugin_style_default::options() should be compatible with views_object::options() in /home/emisorasunidas/public_html/yosisideral/sites/all/modules/semanticviews/semanticviews_plugin_style_default.inc on line 0.

¿Te muerdes las uñas? ¡Cuidado!

¿Te muerdes las uñas? ¡Cuidado!

¿te muerdes las uñas? Seguramente no sabes cuáles son las consecuencias de este mal hábito. En primer lugar, por si no lo sabías...eso, la onicofagia, es un trastorno psicológico vinculado con alteraciones en el sistema nervioso que inducen a estados de ansiedad y estrés.

¿Pero qué puede provocarte hacerlo?

1. Infecciones en las uñas
¿Sabías que incrementa el riesgo de padecer infecciones por bacterias y levaduras? Y puedes sentir molestias como:

Irritación y enrojecimiento alrededor de las uñas.
Sensación de ardor o dolor.
Pus alrededor de la uña.
Cambios en el color y textura de la uñas.

2. Infecciones gastrointestinales
¡Aunque no lo creas, este mal hábito crea un ambiente perfecto para el crecimiento de bacterias patógenas como la E. Coli y Salmonella. De hecho, estos microorganismos crecen con facilidad en el ambiente húmedo de las uñas y la boca, y pueden pasar con facilidad hacia el sistema gastrointestinal, sitio donde producen varios tipos de infecciones.

3. Verrugas
Las personas que suelen morderse las uñas frecuentemente suelen desarrollar verrugas con más facilidad que aquellos que no tienen este mal hábito. Es causado por uno de los subtipos del virus del papiloma humano (VPH) y, el contacto entre las uñas y la boca facilita su propagación, puede originarse en varias partes del cuerpo.

4. Ansiedad
Algunas personas lo hacen para calmar la ansiedad o el estrés, sin embargo, su falta de control puede conducir a conductas compulsivas más graves.

La boca es uno de los sectores con mayor número de terminales nerviosos y, debido a eso, este acto se convierte en el método para manejar los desbalances emocionales.

5. Enfermedades dentales
¡Aguas con los dientes! Morder de forma recurrente las uñas incrementa el riesgo de desarrollar enfermedades orales debido al debilitamiento que sufren los dientes y las encías. Pueden producirse infecciones bacterianas y virales que, entre otras cosas, influyen en la aparición de mal aliento, además de desgastar los dientes, pueden perder el esmalte y salirse de su posición normal.

6. Debilitamiento del sistema inmunitario
Si nos mordemos las uñas, el sistema inmunitario tiende a debilitarse, debido al gran número de microorganismos que pueden llegar al cuerpo. De hecho, las personas que lo hacen son más susceptibles a padecer alergias, gripes y resfriados.

7. Reducción en la calidad de vida
Por otro lado, si las personas que lo hacen no consiguen controlarlo pueden presentar una reducción significativa en su calidad de vida en general

Fuente: https://goo.gl/UZWPn9

Temas:

Comentarios

Grupo Emisoras Unidas se reserva el derecho de eliminar cualquier comentario que considere ofensivo o publicitario.