Mujer descubre en Facebook que su esposo se casó con otra. | YoSíSideral 90.1
strict warning: Declaration of semanticviews_plugin_style_default::options() should be compatible with views_object::options() in /home/emisorasunidas/public_html/yosisideral/sites/all/modules/semanticviews/semanticviews_plugin_style_default.inc on line 0.

Mujer descubre en Facebook que su esposo se casó con otra.

Mujer descubre en Facebook que su esposo se casó con otra.

Un hombre se casó con su segunda esposa en la misma playa en la que había tenido su luna de miel con la primera, quien descubrió esta última boda gracias a Facebook.

Adrian Linham, de 43, se encontró secretamente con Hayley Totterdell durante tres años, mientras que su mujer legal Liz, de 37, pensaba que en su matrimonio todo funcionaba bien. Sin embargo, se alejó del hogar matrimonial en Bristol con la excusa de que tenía que trabajar en Bangor en un puesto como instructor de buceo. La realidad era que estaba viviendo a 16 millas junto a Hayley, con quien se casó en la Rivera Maya. No obstante, ni ella ni sus familiares ni amigos estaban al tanto de que él estaba casado.

Liz no sabía nada al respecto hasta que recibió una carta de su suegra en la que le decía que sentía mucho que se hayan divorciado y que Adrian ya había contraído nuevas nupcias. Luego, encontró cientos de fotos del evento en las redes sociales. Para su consuelo, él fue detenido por 17 semanas acusado de bigamia.

Adrian había tenido un matrimonio anterior y tenía dos hijos de esa relación. Después se involucró con Liz y tuvo una hija. A pesar de su relación paralela, la joven contó que él le decía que la amaba todos los días y que no podía vivir sin ella. La mujer sabía de la existencia de Hayley, pero pensó que no era más que la esposa del psiquiatra de su marido. Asimismo, esta última ignoraba que su flamante esposo estaba casado y se enteró cuando lo detuvieron.

Enfurecida, decidió denunciar el hecho ante la justicia y él se declaró culpable. El Tribunal le ordenó 17 semanas de prisión, una multa de 1.000 libras y una orden de restricción. Además, argumentaron: “La extensión de su engaño es más que increíble. No ha mostrado ningún remordimiento y ha humillado a su esposa”. No obstante, su defensa planteó que Adrian tenía la intención de divorciarse pero no lo había hecho, aunque después de este episodio decidió comenzar los trámites.

FUENTE: www.periodismo.com

Temas:

Comentarios

Grupo Emisoras Unidas se reserva el derecho de eliminar cualquier comentario que considere ofensivo o publicitario.